Política de progreso académico satisfactorio

Los estudiantes deben mantener un promedio general de calificaciones (GPA) de 2.5 para mantener su buena reputación y elegibilidad para la graduación. Si los estudiantes caen por debajo de un GPA de 2.5, la facultad revisará el desempeño académico del estudiante y las circunstancias de su aprendizaje. Esto puede resultar en un cambio del estado del estudiante a "período de prueba académico", que debe ser remediado antes de que el estudiante pueda graduarse. Esta revisión de la facultad también puede resultar en recomendaciones para el estudiante y la facultad. El hecho de que un estudiante no recupere su buena reputación permaneciendo en período de prueba académica durante dos períodos de 8 semanas o más puede resultar en su expulsión del programa por parte de la facultad.